foto-masaje-relajante

¿En qué consiste el masaje relajante?

Aplicando este tipo de masaje no consiste en la liberación de nudos o contracturas musculares, sino simplemente la relajación general del cuerpo.  En este estado algunos de los pacientes se puede llegar a conseguir un estado de somnolencia o adormecimiento agradable.

El terapétura en la aplicación de este tipo masaje , practica sobre la musculatura con un intensidad suave y con movimiento muy pausados, consiguiendo en la duración de todo el masaje la relajación del paciente.

¿Qué se puede conseguir a través del masaje relajante?

Ejerciendo este tipo de masaje vamos a conseguir una liberación tensional, logrando reducir los niveles de estrés del día a día y los problemas de insomnio ocasional o fatiga.

En qué puede ayudar el masaje relajante

La función básica y principal del masaje relajante como su nombre indica es relajar, no tratar dolencias, aunque indirectamente provoquen mejoría en problemas musculares leves:

  • Ayuda a personas estresadas.
  • Alivia a quien esté padeciendo un proceso de ansiedad.
  • El contacto que proporciona un masaje relajante también es muy beneficioso para personas con depresión.
  • Para las personas que pasan muchas horas sentadas o de pie y puedan tener problemas leves de circulación o retención de líquidos, ya que los pases estimulan estas cuestiones.
  • Si se aprenden lo rudimentos para hacerlo en casa, mejora la comunicación con la pareja y la relación en general.
  • Ayuda a paliar dolores musculares leves como lumbalgias, cervialgias,  etc. (en caso de no ser leves mejor el masaje terapéutico)

    Contraindicaciones del masaje relajante

    El masaje relajante al no ser nada agresivo no tiene contraindicaciones en sí mismo, pero hay casos en los que no conviene aplicarlo. Por ejemplo: Abstenerse las personas con cáncer linfático debido a que puede facilitar que las células malignas circulen por el torrente linfático a otras zonas.

    En caso de padecer de hipotensión y no tener la tensión controlada ya que este tipo de terapia manual ejerce un efecto hipotensor muy conveniente en el caso de la hipertensión pero totalmente negativo en el otro supuesto. Y lógicamente cuando existen lesiones en la piel u hongos contagiosos por contacto.